Nuestras Obras Más Especiales

PARQUE AMETZAGAÑA

GRAN EXTENSIÓN
GRAN EXTENSIÓN
MEDIOAMBIENTAL
MEDIOAMBIENTAL
REHABILITACIÓN DEL FUERTE
REHABILITACIÓN DEL FUERTE

Localidad: Donostia – San Sebastián (Gipuzkoa)
Cliente: Ayuntamiento de Donostia –  San Sebastián
Año: 2010
El parque de Ametzagaña se extiende a lo largo de 37 hectáreas entre Loiola, Garbera e Intxaurrondo, es el más grande de San Sebastián, y un gran pulmón verde para la ciudad.  Su acondicionamiento se llevó a cabo en 4 fases:

La primera fase se realizó sobre los terrenos que discurren entre el parque de Otxoki y Garbera. Se realizaron importantes movimientos de tierras con el fin de generar praderas y espacios de estancia, también se ejecutaron caminos con bancos, una pradera de 14.000 m² en la que se han plantado 21.000 narcisos, zona de merendero con mesas y sillas de losa de piedra. En total se plantaron 125 especies diferentes de robles y 85 cerezos.

La segunda y tercera fase del parque comenzaron en el año 2008 y los trabajos consistieron en la creación de una zona de esparcimiento en torno a la fortificación existente, poniendo en valor los restos del Fuerte de Ametzagaina y sus áreas circundantes, la regeneración de la zona de bosque habilitando un área con un mirador sobre el territorio y el diseño de una red de itinerarios eminentemente peatonales, que permitan disponer de superficies de paseo y de conexión entre los barrios limítrofes.

La cuarta fase de las obras comenzó en el año 2009 y en ella se ejecutaron las diferentes entradas y accesos al parque desde los barrios situados alrededor; Entrada Garbera, Entrada Ulba y se diseñaron itinerarios peatonales que permiten la conexión entre los barrios limítrofes.

Qué hacemos

Otras obras destacadas

Sede para el Campus tecnológico de la empresa Fersa. El edificio, ubicado en la Plataforma Logística Plaza, se ha construido en la parcela contigua a las oficinas centrales de la compañía. Ambas edificaciones son funcionalmente independientes, aunque están unidas por una pasarela y comparten espacios exteriores y accesos de servicio.

Construcción de un bloque de 126 viviendas de 2 y 3 dormitorios repartidas en seis portales. El edificio se distribuye en diferentes alturas de tal manera que los cuatro primeros portales son de B+7+ Áticos, el quinto de B+5+ Áticos, y el sexto de B+5. Lo más destacable del edificio es el diseño de la fachada mezclando materiales nobles como el Alucobond, el vidrio y el acero y su fachada escalonada que sirve para acentuar la linealidad del edificio.

Las obras han consistido en la ampliación de los almacenes existentes de la empresa SIMAL. Una obra singular que, aún siendo un edificio industrial, ha sido un proyecto con altísimos niveles de diseño, de innovación tecnológica, de acabados, de materiales y de paisajismo.