Asistimos al acto de bendición del nuevo edificio anexo a la Iglesia de San Bartolomé

El acto de bendición del nuevo edificio, construido por Oberioja, ha estado presidido por el obispo de la Diócesis de Calahorra y La Calzada-Logroño, Monseñor Juan José Omella, la alcaldesa de Logroño, Cuca Gamarra y diversas autoridades locales.

Las actuaciones realizadas en el entorno de la Iglesia de San Bartolomé han supuesto, en palabras de la alcaldesa de Logroño, un enriquecimiento del patrimonio de la ciudad ya que gracias a las obras ha sido posible recuperar la cabecera, la torre y las fachadas Sur y Este de San Bartolomé.

En Oberioja nos sentimos orgullosos de poder recuperar parte del patrimonio artístico e histórico riojano. Las obras han consistido en la reforma y restauración de la cabecera y la fachada sur de iglesia de San Bartolomé, así como la construcción de varias dependencias anexas al templo (sala de calderas, despacho parroquial, aseo, altillo y sala de reuniones).

Se ha completado la restauración integral del exterior de la cabecera románica y de su fachada sur, con la construcción de las cubiertas de las dos capillas laterales.  La intervención en el templo ha servido para conocer mejor la historia de la ciudad ya que al intervenir en la cabecera, se ha podido comprobar el funcionamiento de la iglesia como elemento defensivo de la ciudad, consiguiendo precisar el recorrido de la antigua muralla.

Las obras, que se iniciaron en julio de 2011 con el derribo del edificio denominado 'Casa de los Jesuitas', sacaron a la luz un hallazgo patrimonial histórico: la cabecera y las fachadas Sur y Este de San Bartolomé, así como la totalidad de la torre de la iglesia, elementos ocultos al menos desde el siglo XIX.

En agosto de 2012 se formalizó el convenio de permuta por el que el Ayuntamiento de Logroño recuperaba el solar existente junto a la iglesia y la Diócesis, a cambio, recibía el edificio de la Casa Farias para ubicar allí la sede de Cáritas. El solar pasaba a ser de propiedad municipal a excepción de una pequeña parcela para construir un edificio anexo que diese servicio al templo de San Bartolomé como sacristía.

La iglesia de San Bartolomé es la iglesia más antigua de la ciudad de Logroño, su construcción se remonta al siglo XII. En 1866 fue declarada Monumento Nacional.

Elkarbanatu: